martes, 24 de julio de 2012

ONOFRE MARIMON


Onofre Marimón, hijo del recordado, Domingo Marimon, el ganador de la Buenos Aires-Caracas, debut y victoria en el TC, y el primer mártir de la F1.
Nació en Zárate, el 19 de diciembre de 1922, siempre sintió la pasión por el automovilismo, a los 13 años  junto a un amigo de la infancia, le sacan el auto a Osvaldo Parmigiani, que había ido a visitar a su padre.
Se van a la ruta llegando a la velocidad de 170kh, regresa a su casa contando la hazaña, su mama María se acercó, lo miró con una mirada muy tierna y le rompió un plato en la cabeza, pero fue inútil, la pasión por correr fue mas fuerte.
Años después convence a sus padres para poder correr en una prueba zonal en Cosquín, en el circuito de la costanera, al pie del pan de azúcar a bordo de un Ford A.
Después de ese debut debió conformarse con seguir a su padre en las carreras del Turismo Carretera, pero nunca se conformaría, siempre con la idea de poder algún día ser piloto de carreras, a pesar de la respuesta negativa de su familia, no se daba por vencido, mientras tanto seguía trabajando en la empresa fúnebre de su padre, manejando el furgón a fondo.
En 1949 el TC disputaba la vuelta de la Pampa,  una intensa niebla que cubría el camino, Domingo Marimon se fue en una curva, se fractura la clavícula, es así como la oportunidad llego a Onofre, después de insistir hasta colmar la paciencia, y varias discusiones, su padre accede.

El 12 de octubre de 1949 a los 27 años de edad, en complicidad con su padre y sus amigos Onofre se presenta en la vuelta de Mar del Plata, carrera para no ganadores de TC, elaborando una victoria inobjetable, a bordo del Chevrolet, su madre no sabía nada.



Un año después, su segunda presentación, fue el 1 de julio de 1950, en la vuelta de Córdoba, 2 etapas, con el mismo Chevrolet cumple una gran actuación, peleando el primer lugar nada mas y nada menos a Juan Gálvez, era el puntero de la primera etapa, a 1000Mts de la llegada el Chevrolet Nº3 se queda sin nafta, Onofre  recibe la ayuda de un espectador que le dio algunos litros para que pudiera llegar, arribo segundo, en la segunda etapa debió abandonar por problemas mecánicos, Eusebio Marcilla gano la vuelta de Córdoba.
Pero su incursión en el automovilismo llegaría asta ahí, ya que su padre decide que ya fue suficiente, pero Onofre nunca dejaba de insistir, y vuelve a la carga para poder correr y presentarse en el circuito de la Cumbre en 1950, pidiendo todo a través de sus amigos, y  otra oportunidad mas se presenta.
Juan Manuel Fangio al viajar a Europa para correr por el campeonato mundial, le deja a Don  Domingo el Chevrolet-Wayne de Mecánica Nacional para que lo corriera, y lo hizo en Tucumán, arribando segundo, detrás de Félix López, la categoría se presentaría en Córdoba en el circuito de la Cumbre, y a la carga de nuevo.
Para terminar la cuestión su padre lo llamo y le dijo, “Esta bien, pero hagamos una cosa, vamos al circuito (la cumbre) y el que haga el mejor tiempo corre el auto”
Onofre hace mejor tiempo que su padre, por lo tanto su hijo correría el Chevrolet-Wayne, y logra una importante victoria en la categoría Fuerza Libre, en el difícil circuito de la Cumbre.
Meses después corre en Junín, gana su serie, y la final, convirtiéndolo en un piloto de primera línea, y el Chevrolet-Wayne que le dejara Fangio a su padre, ya había pasado a su propiedad, antes de finalizar el año se presenta en una carrera de TC, en el circuito La Tablada, abandonando.

Del TC, al Viejo Mundo

En 1952, con 32 años de edad, interviene en Mecánica Nacional, logrando varios triunfos, obtiene el subcampeonato detrás de Jesús Ricardo Iglesias, ese mismo año participa en la temporada Internacional Argentina a bordo de una Maserati, ganándole a Fangio en una de las carreras, finaliza 10°, y quiere correr en Europa.
En 1953 la consagración definitiva a nivel internacional, se clasifica 10° en la temporada internacional de Argentina sobre una Ferrari.
Insiste y logra mediante una gestión de  Fangio y el  ACA, lo envían a Europa.
Con una Maserati comprada por su padre, el gobierno Argentino se entera del esfuerzo y lo ayuda para que pueda cumplir su sueño.
Obtiene buenas actuaciones en el viejo mundo, un 2° puesto en Módena, abandona en Nurburgring y
Le Mans, esta ultima con Alfa Romeo.
Aquel  segundo puesto en Modena detrás de Fangio integro el equipo Maserati en el Gran Premio de Italia, luchando de igual a igual con los grandes de la época, Fangio, Farina, Ascari. Cuentan que fue un duelo sensacional, Marimón por momentos estaba por delante de ellos, hasta que una piedra le agujerea el radiador, perdiendo seis minutos en boxes, volvió a la carga, con vueltas menos pero sin desentonar, ganó Fangio, cumplió la mejor carrera de su vida con la Maserati de su propiedad, pintada con los colores azul y amarillo, esta carrera lo deja con las puertas abiertas para continuar en la F1, fue su consagración definitiva.

En 1953 los Marimón (padres) viven en Como, Italia, cercano a la frontera con Suiza y a 200km de Alemania, su esposa y dos hijos están en Córdoba, Domingo y su padre parten a Alemania para presentarse en Nurburgring, el día de la clasificación, le pide a su padre que en la segunda vuelta le tome los tiempos.
Se calza el casco, la antiparras, y los guantes, sube a su Maserati, luego de salir a pista, no pasa por la recta principal, don Domingo con cronometro en mano, intuye que algo malo pasa, pasan los minutos y la preocupación es mayor,  en un momento ve a Beba, quien fuera en su momento la mujer de Fangio, es ella quien le da la mala noticia.
En la curva de Adenau se despista, atraviesa un arbusto, cae 50mts mas allá de una barranca con un fuertísimo golpe en el pecho y muchos traumatismos, es auxiliado, se lo saca del auto y se lo recuesta en el pasto, para asombro de muchos, en el lugar del accidente se encontraba un sacerdote, que estaba mirando la clasificación, se acerco y le dio la extremaunción, Onofre vivió solo siete minutos.


Esa mañana del 31 de julio,  Onofre se quejó que se le trababa el acelerador, otros dicen que ese fue el problema que se repitió, también que pudo trabarse el diferencial justo en la curva, otros que arriesgo demasiado, que no era la marcha correcta, lo cierto que son solo hipótesis.
"No puede ser" repetía una y otra vez Juan M Fangio junto al auto, acompañado de Beto Mieres y del Ingeniero Giovanni Conestreni, un destacado periodista Italiano, dijo “Cuando se revisó el auto, el cambio no estaba puesto, pero nada se puede asegurar”
Omar Orsi, propietario de Maserati, lo calificó como un joven piloto y era nuestra mayor esperanza.
El gobierno Argentino dispuso para que los restos de Onofre Marimon fueran embalsamados en Alemania y trasladados a la Argentina en avión.
Fue recibido con honor, cuando el cortejo fúnebre entro a la ciudad de Córdoba una verdadera multitud lo despidió con pañuelos en alto, sus restos descansan en Cosquín, donde una de sus maestras de la niñez lo despidió con una frase que enmudeció a todos los presentes,   “Como antes te digo ahora, ¡hasta mañana Pinocho!)
El 31 de julio de 1954, Onofre  muere a los 32 años de edad cuando estaba en la cumbre de su carrera deportiva, el mismo que debutara con una victoria en el Turismo Carretera, asombrando en el viejo mundo.   
Su padre, el de la leyenda, el de la Bs.As.-Caracas, Domingo Marimón terminó con su vida un 30 de junio de 1981, nunca pudo soportar la perdida de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario